UGT FICA y CC.OO de Construcción y Servicios demandan la Jornada Continua para el Sector de Construcción y el cumplimiento estricto de los protocolos de seguridad

Patronales y sindicatos mayoritarios del sector mantuvieron una reunión el pasado martes, con objeto de adaptar el calendario laboral de la provincia de Cáceres y buscar un acuerdo para implantar la jornada continua en el sector con objeto de minimizar los riesgos de contagio por el COVID-19. Las patronales, se han negado a adoptar medidas de reorganización de la jornada para salvaguardar la salud de sus trabajadores.

 Los sindicatos mayoritarios del sector de la construcción en la provincia de Cáceres promovieron una reunión de la Comisión Paritaria del Convenio Provincial de Construcción y Obras Públicas, con objeto de proponer la modificación del calendario laboral, para adaptarlo por un lado a los cambios que algunos ayuntamientos han hecho trasladando sus festivos locales y por otro, alcanzar un acuerdo respecto a la implantación de la jornada continuada en el sector de la construcción para minimizar de este modo al máximo los riesgos de contagio derivados por el COVID-19.

Es lamentable la actitud de las patronales del sector de la Construcción FECONS y PYMECON, que ni tan siguiera aceptaron incluir en el Acta de la reunión una “recomendación” para que las empresas apliquen la jornada continuada, lo que por cierto se viene haciendo desde hace años en el periodo estival, para paliar los riesgos derivados de la exposición a las altas temperaturas. El grado de irresponsabilidad de las patronales provinciales, contraviene incluso los acuerdos alcanzados por patronal y sindicatos del sector a nivel estatal el pasado 8 de Abril en un protocolo de medidas, que se tradujo en una Guía de Recomendaciones y Medidas Preventivas, que incluía una referencia de forma expresa en su apartado 5.5 “Pausas y Descansos, Medidas Organizativas, punto 2” que recomendaba la jornada continuada para evitar eventuales contactos entre los trabajadores, a la entrada y salida y en las zonas de descanso o comedores, momento en el que los trabajadores no pueden llevar la mascarilla. La situación se agrava, máxime cuando en la actual situación todos los locales de hostelería están cerrados y no hay otro sitio donde ir literalmente.

Es inconcebible que las patronales del sector en la provincia hagan caso omiso a sus propias organizaciones a nivel estatal y lo que es más grave, antepongan los intereses económicos a la salud de los trabajadores. Tanto UGT como CC.OO van a continuar con su labor inspectora en todos los centros de trabajo para garantizar el cumplimiento de la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales, la dotación a todos los trabajadores de los EPIs adecuados y el cumplimientos de los protocolos específicos establecidos por las Autoridades Sanitarias, los sindicatos no vamos a dudar en denunciar los incumplimientos, incluso en la paralización de la actividad productiva si se entendiera que existe “Riesgo grave e inminente” de acuerdo a los establecido en el Artículo 21 de la Ley o pedir responsabilidades de carácter penal si fuera el caso y se demostrara clara negligencia en la obligación legal de las empresas de protección de la seguridad y salud de los trabajadores.

 

UGT FICA Extremadura                                                                                                            CC.OO Construcción y Serivios de Extremadura