Imprimir

Patronal y sindicatos llegan a un acuerdo para firmar el Convenio del Campo que garantiza la paz social y la modernización del sector

Las organizaciones empresariales agrarias UPA, APAG Extremadura ASAJA, COAG y los sindicatos UGT y CCOO de Extremadura han llegado a un principio de acuerdo para cerrar el convenio del campo de este año que despeja las incertidumbres en las relaciones laborales en el sector. Gracias a este acuerdo, se garantiza la paz social en el sector agroalimentario extremeño y se consolida su proceso de modernización.

 

Las organizaciones empresariales agrarias UPA, APAG Extremadura ASAJA, COAG y los sindicatos CCOO y UGT de Extremadura han llegado a un principio de acuerdo para cerrar el Convenio del Campo de este año que despeja las incertidumbres en las relaciones laborales en el sector. Gracias a este acuerdo, se garantiza la paz social en el sector agroalimentario extremeño y se consolida su proceso de modernización.

En este sentido, hay que subrayar el compromiso y responsabilidad con que tanto la patronal como los sindicatos han actuado en la negociación para que esta llegue a buen puerto. Es una buena noticia, tanto la para el sector agroalimentario como para la economía regional en su conjunto, y más en estos momentos tras la crisis sanitaria. El pacto resuelve los temas en los que había diferencias entre las partes, como la regulación de la jornada laboral, el registro horario o las cuestiones salariales. Se incorporará en las tablas salariales la actualización del SMI fijada por el Gobierno y se llega a una concreción en cuanto al valor de las horas extras de trabajo.

En los próximos días se redactará el acuerdo de manera detallada y se procederá a firmar formalmente el día 17 de junio en Mérida con la presencia de los máximos responsables de todas las organizaciones involucradas. Hay que recordar que patronal y sindicatos ya actuaron con la misma responsabilidad sobre este convenio cuando decidieron en diciembre la prorroga en la vigencia del anterior texto.

Aquella prorroga se decidió ante las dificultades que surgieron en la negociación de un nuevo convenio al desconocer por entonces cuál iba a ser la cuantía en la que el Gobierno iba a fijar el SMI, pero se prefirió prolongar la vigencia del anterior para que empresarios y trabajadores siguieran teniendo un marco de referencia en sus relaciones laborales.

 

Más información:

Miguel Talavera. Secretario general de FICA-UGT Extremadura. 678 78 98 41