UGT FICA demanda el incremento de los Fondos AEPSA y una actualización del Decreto regulatorio

UGT FICA en Extremadura ha destacado la necesidad de reflejar en los Presupuestos Generales del Estado un incremento de los fondos para dar una respuesta a los demandantes del sector en la comunidad autónoma, así como una actualización del Decreto regulador que data de 1997, para adaptarlo a un mercado laboral que ha evolucionado en los últimos veinte años y a la realidad de la estructura sectorial de las comarcas.

UGT FICA reivindica que una vez sean elaborados los Presupuestos Generales del Estado se incremente la dotación de los Fondos AEPSA, para este año cifrados en 42.890.259,30 €, a pesar del incremento del 5% en el año 2019, la partida prácticamente se ha mantenido congelada desde el año 2011, mientras por el contrario se vienen registrando incrementos tanto en número de contribuyentes del denominado “sello agrario”, a lo que hay que sumar los incrementos moderados de los convenios colectivos que son de aplicación y sobre todo, lo más importante, la actual situación provocada por el Decreto de Alarma, por lo que el Gobierno Central debe contemplar una partida extraordinaria para estos fondos. Es imprescindible establecer un mecanismo estable que permita para los años donde se den especiales condiciones de pérdida de empleo la condonación de las jornadas para acceder tanto al subsidio como a renta agraria. De no introducir reformas normativas para adaptarse a la nueva situación, los ayuntamientos van a tener dificultades para cumplir con las exigencias mínimas de jornadas, lo que colateralmente va a repercutir en que los trabajadores ni tan siquiera puedan solicitar el subsidio, por no contar con las peonadas necesarias. El mantenimiento y la dignificación del sistema es fundamental, ya que, de no intervenir, se verían seriamente castigadas las zonas rurales más deprimidas de Extremadura.

Por otra parte, UGT FICA sigue reclamando la necesidad de abordar un profundo cambio normativo, de un Decreto que data de 1997, para adaptarlo necesariamente a un Mercado Laboral que ha evolucionado, incluso la realidad sectorial de las distintas comarcas, por lo que se propone la creación de una Comisión Técnica para estudiar las propuestas de modificación del Real Decreto, entre las que habrá que abordar al menos los siguientes puntos:

1.- Evitar el trato discriminatorio actual, equiparando las jornadas trabajadas para acceder tanto al subsidio agrario, como para la renta agraria.
2.- Incremento de las partidas presupuestarias destinadas a los Planes de Empleo Rural y abordar en la mesa los criterios de distribución de los mismos.
3.- Revitalizar el funcionamiento de los órganos que deben intervenir en el desarrollo de los Planes de Empleo Rural para las zonas rurales deprimidas.
4.- Establecimientos de criterios de homologación de salarios y derechos laborales que impidan la creación de espacios de negociación colectiva de ámbito inferior.
5.- Establecer un mecanismo estable que permita para los años donde se den especiales condiciones de pérdida de empleo la condonación de las jornadas para acceder tanto a subsidio agrario como a renta agraria, como los fenómenos atmosféricos o la actual situación excepcional provocada por el COVID-19.
6.- Modificar la normativa para que todas las jornadas realizadas por los trabajadores y trabajadoras agrarios en los diferentes Planes de Empleo de Ayuntamientos, Mancomunidades de Municipios, Diputaciones y otros organismos se puedan computar los días trabajados y cotizados a los efectos de poder cumplir con los requisitos de jornadas que se establezcan para acceder al subsidio agrario y renta agraria.
7.- En los diferentes índices y parámetros a tener en cuenta para la distribución de los fondos entre las diferentes localidades, además de tener en cuenta el número de trabajadores y trabajadoras perceptores del subsidio agrario hay que incluir también los perceptores de la renta agraria.
8.- En el indicador de número de afiliados al Sistema Especial Agrario del año anterior al igual que en el de perceptores de renta agraria hay que establecer como criterio de distribución la media de afiliados en alta en el año anterior.
9.- Es necesario una revisión integral de los criterios de reparto de los fondos, ponderando tanto los índices de demanda como de oferta y el histórico, pero revisando los porcentajes de acuerdo a la realidad de cada una de las comarcas.

Los fondos AEPSA son una herramienta esencial para fijar la población en el medio rural, pero requiere de una mayor apuesta presupuestaria y una reforma de la normativa de carácter integral.

 

UGT FICA Extremadura
Gabinete de Comunicación