El Campo irá a la Huelga en Extremadura tras la ruptura de las negociaciones

APAG ASAJA rompe el preacuerdo alcanzado el pasado día 4 de junio, negándose a incluir las tablas salariales en el convenio, lo que aboca a Sector del Campo a convocar Huelga para los días 1, 2 y 3 de julio.

 

La negativa de la Patronal Agraria a firmar lo pactado, negándose a incluir la tabla salarial en el Convenio Colectivo representa una falta de respecto no sólo al resto de miembros de la mesa negociadora, sino al conjunto del sector, lo que obliga a UGT y CC.OO a convocar Huelga en el Sector del Campo para los días 1, 2 y 3 de julio.

Ha sido un largo y complicado proceso negociador, con un Laudo de Obligado Cumplimiento de por medio sobre la interpretación de la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional y una prórroga del texto del convenio hasta el 30 de junio, demostrando la voluntad sindical de alcanzar un acuerdo que diera estabilidad, pero la actitud irresponsable de APAG ASAJA ha provocado la ruptura de las negociaciones tras su negativa a ratificar el preacuerdo alcanzado el pasado 4 de junio.

La pretensión de la Patronal es clara, por un lado al no incluir las tablas, para generar desconcierto respecto a los salarios a aplicar a los jornaleros, cuestión esta por otra parte que está clara por el Decreto del SMI y el Laudo aclaratorio al respecto; y por otro lado, tratar de hacer caer el convenio para que sea de aplicación el Estatuto de los Trabajadores, de modo que se incrementa la jornada hasta las ocho horas diarias, lo que es auténticamente inviable en una comunidad autónoma como la Extremeña en la que las principales campañas agrarias como la de la fruta en la que nos encontramos inmersos se desarrolla con temperaturas de hasta 40 grados.

Miguel Talavera secretario general de UGT FICA ha calificado de miserable e irresponsable la actitud de la Patronal Agraria al avocar al sector a un conflicto, que además puede ser largo en un momento tan complicado como el que está atravesando la sociedad española como consecuencia de la crisis sanitaria, pero los Sindicatos no tenemos más remedio que iniciar movilizaciones, porque se deja a los trabajadores del sector a los “pies de los caballos”. No tiene ninguna lógica que se firme un convenio colectivo sin las tablas salariales, lo que puede estar detrás es la búsqueda de la desregulación del sector y auspiciar el fraude y la economía sumergida. Hay que recordar además, que la parte sindical no ha reivindicado incremento salarial alguno más allá de la aplicación del Decreto sobre el SMI, se va a la huelga no para pedir incrementos, sino para exigir simplemente que se cumpla la Ley.

Talavera advirtió que no se plegará a amenazas, como la de la propia APAG ASAJA de impugnación del Convenio o de las Asociaciones del Sector de la Fruta, los jornaleros van ganaran el derecho a un convenio digno, porque si no es así, no habrá sector para nadie y recuerda la vinculación del campo a la Agroindustria.

No es aceptable que las empresas agrarias pretendan basar la rentabilidad en salarios de miseria. El problema del sector como se ha reconocido es otro, el de los bajos precios en origen, y en eso, los sindicatos hemos demostrado estar de parte de los agricultores y ganaderos porque creemos en el futuro del sector.

La Patronal Agraria se está equivocando al poner en riesgo el principal convenio del sector privado de Extremadura que afecta a más de sesenta mil trabajadores y casi siete mil empresas, a UGT FICA no le va temblar el pulso a la hora de defender con contundencia unas condiciones laborales y salariales dignas para los trabajadores del campo. APAG ASAJA tiene una última oportunidad de entrar en razón en el acto de mediación preceptivo antes de la convocatoria de la huelga que se celebrará el próximo martes 23 de junio, pero si no es así, los jornaleros y jornaleras están preparados para que su voz que escuche con fuerza a partir del 1 de Julio.

UGT FICA Extremadura
Gabinete de Comunicación.